Comida Saludable

HIDRATACIÓN Y FELICIDAD: UN SECRETO LÍQUIDO

La relación entre la hidratación y nuestra salud está más que clara, pero muchos nos preguntamos si hay alguna relación entre la hidratación y nuestro estado de ánimo y felicidad. ¡La respuesta es un gran SÍ!.

LA RELACIÓN ENTRE LA HIDRATACIÓN Y NUESTRO ESTADO DE ÁNIMO

Nuestro cuerpo es casi un 70% agua, es decir, somos más agua que cualquier cosa. Por lo tanto, el estar deshidratados nos afecta en absolutamente todo. El agua no tiene ningún ingrediente mágico, pero es vital para todas las funciones más básicas de nuestro cuerpo. Aquí voy a hablarte de algunos de los factores que unen la hidratación y nuestra felicidad:

Energía: hace ya un tiempo hablamos de los beneficios que tiene el agua para subir nuestra energía. La deshidratación es una de las principales causas de la fatiga constante que podemos sentir, ya que es una forma de nuestro cuerpo de pedirnos que paremos. Al mismo tiempo, la sangre se vuelve más concentrada y nuestra presión arterial sube. El corazón debe bombear más rápido. Estar deshidratado tiene un efecto parecido al de estar en una situación de estrés, por lo tanto, nuestro cuerpo se cansa.

Claridad mental: nuestro cerebro es casi un 80% líquido, así que su funcionamiento depende de tener una cantidad suficiente de líquido. De hecho, nuestro cerebro se puede encoger temporalmente si no tenemos suficiente líquido, haciendo que no funcione a su total capacidad.

Dolor de cabeza: mucha de nuestros dolores de cabeza se deben a que nos hace falta líquido. Y no hay nada que nos ponga más irritables que estar con un dolor de cabeza leve pero constante. ¡Es como que no sabes qué te pasa, pero no soportas nada ni a nadie!.

Estar cerca a un lugar con agua nos hace ser más tranquilos: no tiene mucho que ver con la hidratación, pero estudios muestran que las personas en general prefieren estar cerca a lagos, el mar, etc. Algunos estudios probaron que las personas a las que se les mostraba fotos de la naturaleza preferían en mayor proporción fotos que tuvieran agua de alguna forma y comentaban que los hacía sentir más en calma.

¿CUÁNTO LÍQUIDO ES SUFICIENTE?

Todos hemos oído que es necesario tomar 8 vasos de agua al día. Este es un promedio calculado a partir de una persona de peso estándar con una actividad física promedio. o que sí es cierto es que debemos tomar suficiente líquido para nuestro peso corporal y para el tipo de vida que llevamos. No es lo mismo si eres un atleta a si estás sentado todo el día frente a un computador.

Para calcular cuánto líquido realmente necesitas puedes dividir tu peso en kilos por 7 y así sabrás cuántos vasos necesitarías. Es decir, podríamos decir que una persona que pesa 70 kg. necesitaría 10 vasos de agua al día.

No exageres en la cantidad, porque esto también tiene complicaciones. El balance de líquidos, como todo en la vida, es esencial. Escucha tu cuerpo, que él es el que mejor sabe si necesitas o no más líquido del que estás tomando.

Aquí van unas recomendaciones para asegurarte que tomes buenos líquidos:

La mayoría de tu hidratación debería venir del agua. Te aconsejamos que compres un filtro de agua ya que la calidad de ésta sí importa. Busca bebidas bajas en azúcar, para que no estés tomando calorías innecesarias.

Las bebidas que tienen edulcorantes artificiales tampoco son buenas, porque estos afectan nuestra salud de una u otra forma.

Asegúrate de que lo que te estés tomando no tenga químicos ni sustancias artificiales como conservantes o colorantes. Todo lo que diga sabor, olor, color natural o idéntico al natural es también artificial.

Intenta tomar en recipientes de vidrio o cerámica y no de plástico.

TRUCOS PARA MANTENERTE HIDRATADO

MUCHAS DE ESTAS COSAS QUE TE CONTAMOS AQUÍ YA LAS SABÍAS, PERO SEGURO SABERLO NO ASEGURA QUE VAS A LOGRAR HIDRATARTE LO SUFICIENTE. ASÍ QUE QUEREMOS COMPARTIRTE NUESTROS MEJORES TRUCOS PARA MANTENERNOS HIDRATADOS:

Una parte importante de tu hidratación debería venir de tu comida, así que come muchos vegetales verdes y frescos. También, las frutas tienen mucha agua, además de vitaminas y minerales.

Apenas te levantes, tómate un vaso con agua. Idealmente debería estar tibio y si le pones un poco de jugo de limón mejor.

Ten a la mano un termo con agua todo el día, con eso vas tomando de a sorbos, que es la mejor manera de hidratarte.

Toma la mayor parte de tus líquidos en la mañana, para que asegures que te vas a tomar la cantidad necesaria y para que no te tengas que parar al baño en la mitad de la noche.

Si te cansa el agua, puedes saborizarla con cosas como limón, yerbabuena, moras, etc.